top of page

Soy de los que piensan que las casualidades no existen

Soy de los que piensan que las casualidades no existen, sino más bien las causalidades, creo que en la mayor parte de los casos, las cosas no ocurren por casualidad, sino porque algo hemos hecho para que ocurran, la vida nos lleva a tomar decisiones a lo largo del camino que nos harán aprender.

Michel Herbelin a día de hoy es uno de los relojeros franceses más populares, tomó la decisión de no seguir con el negocio de sus padres porque miraba hacia el mundo de la relojería, no quería ver desaparecer la tradición relojera de su región natal y era un apasionado de la mecánica.

Con un objetivo en mente, ofrecer relojes con precisión y un acabado de perfecta calidad, en 1947 fundó su propia marca, al principio con el nombre de “Impec” y desde 1965 bajo su propio nombre.

En Pamplona a poco más de 1000 kilómetros de allí, en 1990, Daniel Garnica iba descubriendo el apasionado mundo de la joyería, de la mano de su padre Eduardo en su taller Garnica joyeros.

Otra decisión tomada y un objetivo en mente, formarse para adquirir conocimientos y habilidades, para lo que ocurre en 2004 cuando Daniel Garnica monta su propia tienda, para seguir ofreciendo a sus clientes su experiencia y el buen hacer de sus creaciones.

Y como no podía ser de otro modo, la causalidad, hace que el nombre de Michel Herbelin y Daniel Garnica, se unan, cuando en esa búsqueda de ambos por ofrecer lo mejor a sus clientes y la pasión por su trabajo, Joyería Daniel Garnica se convierte en concesionario oficial de la marca para las delicias de los apasionados de estos relojes en Pamplona.


63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page