top of page

Roamer of Switzerland

Roamer of Switzerland


Fundada por Fritz Meyer en Solothurn , Suiza, en 1888, al principio fabrican escapes de cilindro, en menos de una década se convirtieron en "établisseur", es decir, compraban movimientos y piezas y los ensamblan hasta convertirlos en un reloj completo, pero en 1895 desarrollaron ya su primer calibre propio.

Al asociarse con el relojero Johann Studeli y formar Meyer and Studeli (MST), es cuando empezaron a llegar los premios en las ferias mundiales a las que se presentaban.

En 1923 Roamer ya hacía un millón de unidades.

Fue en 1952, cuando Meyer and Studeli, cambió oficialmente su nombre a Roamer Watch Co. SA.

A mediados de la década de 1950, Roamer había patentado su primer estuche hermético, fue el lanzamiento de su línea Anfibio, un éxito comercial que hizo que Roamer ganara renombre mundial por su resistencia.

Roamer fue un gran fabricante de relojes mecánicos hasta bien entrada la década de 1970 hasta que, como a tantos otros, le afectó la crisis del cuarzo.

La era dorada de los relojes Roamer, al igual que la de muchas otras marcas, tuvo lugar en los años 60 y 70, es la época de los, ahora buscadísimos, Stingray, Mustang y Rockshell, relojes de alta calidad y una inusual cantidad de detalles en los que merece la pena detenerse a descubrir, puedes encontrar un Stingray Chrono Diver con un maravilloso Valjoux 23 latiendo en su interior y vestido con un fabuloso brazalete Gay Freres, todo un alarde de cálidad en aquella época.

Si algo puede decirse de Roamer, es que siempre han creado relojes de la más alta calidad.

En 2003, Roamer tomó una decisión revolucionaria, volver a sus raíces y con ello volver a fabricar relojes mecánicos, incluso lanzaron una edición limitada, de 333 piezas, del Stingray Chrono Diver, para celebrar su 125 aniversario.

Hoy día, Roamer, honrando su herencia, tiene en su catálogo una amplia gama de relojes para satisfacer todos los gustos y necesidades y así continuar su historia de éxito, como lo ha hecho siempre, a través de la innovación continua, el uso de materiales de alta calidad y los mejores movimientos de precisión de fabricación suiza.

Descúbrelos en Joyería Daniel Garnica situada en la calle Esquiroz nº 31 de Pamplona (Navarra)


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page