top of page

"Nada está escrito"

Cuenta una leyenda irlandesa, que en alguna aldea del entorno del lago Strangford Lough, en el condado de Down, en alguna fecha sin determinar, nació James Carson y que ya desde niño fabulaba mares más lejanos y acentos más exóticos, la leyenda habla de un vendedor ambulante que a modo de suerte le regalaba unos dados mientras se despedía de él diciéndole "...nada está escrito..." y de cómo, desde ese instante, James Carson empezó a escribir la aventura de su vida.

Sigue la leyenda contandonos como a bordo del Excélsior, desde el puerto de Plymouth, con doce hombres entre los que se encontraba Juan de Mengíbar y su parche en el ojo, un 19 de mayo de 1921, mientras James apretaba con fuerza sus dados, partían a la apasionante aventura de escribir sus vidas.

Se dice que James Carson encontró viejos galeones hundidos de la Compañía de las Indias Orientales y enjoyó a sus hombres con la plata de los tesoros sumergidos, al igual que lo hicieran los antiguos piratas indonesios, se hablaba también de un antiguo tatuaje corsario en su brazo derecho y del apodo, Platadepalo, con el que le conocieron sus amigos.

La leyenda narra cómo Platadepalo, cruzó la Cordillera de Barisan, en Indonesia, junto a su guía, Neha, y una manada de elefantes.

La leyenda también relata, que en 1953, llegaba a Strangford Castle, diez años después de la muerte de James Carson, una joven de rasgos orientales, que pasados unos minutos en silencio, desabrochaba algo que rodeaba su muñeca, lo acercaba lentamente a sus labios y lo lanzaba al agua, mientras decía...nada está escrito.

Dicen que la jóven de rasgos orientales se llamaba Andrea Carson.

PLATADEPALO, como marca de joyería y complementos, junto a su leyenda, nace de un proyecto personal, hace ya casi 30 años, en 2004, de la mano del fotógrafo y publicista pamplonés Nicolás López Goñi.

PLATADEPALO además de una marca, que apuesta por la calidad de sus materiales, es en sí mismo un concepto, una apuesta estética, cuya imagen atemporal, provocadora y contundente, nos desvela su singular aire rebelde, que representa todo un estilo de vida, una personalidad propia.

Si quieres ver su colección, pásate por Joyería Daniel Garnica en la C/Esquiroz 31 de Pamplona


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page